Amaranto: De la Dieta Azteca a la NASA en los 80

Desde la década de 1980, la NASA ha incorporado este alimento en la alimentación de los astronautas. Descubre de qué alimento se trata y sus beneficios en este artículo.

La civilización azteca, que floreció en Mesoamérica del siglo XIV al XVI, basaba su alimentación en maíz, frijoles y calabazas, conocidos como «las tres hermanas», fundamentales en su dieta.

Sin embargo, hay otro alimento que podría potenciar tu nutrición gracias a su contenido proteico. Te revelamos cuál es.

El alimento ancestral de los aztecas que nutre a los astronautas

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ha destacado al amaranto como el alimento elegido tanto por antiguas civilizaciones como por los astronautas actuales.

Este superalimento puede mejorar significativamente tu dieta, al superar en contenido proteico a cereales como el trigo y el arroz y poseer los ocho aminoácidos esenciales, según los criterios de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El amaranto se aprovecha principalmente por sus semillas, pero las hojas de esta planta también aportan numerosos beneficios nutricionales y culinarios, especialmente en la dieta mexicana, según la doctora Cristina Mapes Sánchez, responsable de la colección etnobotánica del Jardín Botánico de la UNAM.

Conocidas como quintoniles, las hojas verdes y frescas del amaranto son un tipo de quelite, término derivado del náhuatl «quilitl», que se refiere a las hierbas comestibles.

La NASA, reconociendo las propiedades excepcionales del amaranto, lo ha incluido en la dieta de los astronautas desde los años 80, tras la declaración de la FAO que lo considera el mejor alimento vegetal para el consumo humano por su alto valor proteico. Incluso se han realizado experimentos para cultivar amaranto en el espacio.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *