diciembre 3, 2020

¿Conoces los gelificantes naturales?

Las innovaciones culinarias llevadas a cabo por cocineros y cocineras de todo el mundo están dando lugar a la aparición de aditivos culinarios encargados de aumentar el sabor, la textura y las propiedades nutricionales de nuestros platos pero, ¿conoces los gelificantes naturales?

Qué son los gelificantes naturales

Los gelificantes naturales son uno de los muchos tipos de aditivos alimentarios que hay y, al igual que el resto, no se consumen como alimentos en sí mismos sino que se echan a otros platos y recetas.

En concreto, los gelificantes son utilizados para conseguir que ciertos líquidos adquieran una textura más sólida. Por lo tanto, su finalidad principal es la de aportar textura y cuerpo a diferentes platos y están formados básicamente por proteínas y carbohidratos.

Los gelificantes naturales que existen en el mercado son muchos y muy variados y, en general, se utilizan para preparar mermeladas, gelatinas y diferentes dulces y postres. Pero, ¿conoces los gelificantes naturales más populares y saludables? Vamos a verlos.

Diferentes tipos de gelificantes

Entre los muchos gelificantes que encontramos en el mercado cabe destacar el alga agar agar, un alga de origen oriental utilizada en una gran cantidad de platos como ensaladas, sopas o caldos. Asimismo, es uno de los gelificantes naturales más utilizados para preparar gelatinas y tiene un bajo contenido en calorías y una alta cantidad de fibra, lo que hace que su consumo sea muy beneficioso para el organismo. Así pues, gracias a este condimento, puedes preparar gelatina de fruta, de café o mousse de chocolate, entre otras muchas opciones.

Otro de los gelificantes naturales que podemos encontrar a la venta es la harina de algarroba, una harina rica en vitaminas A, B1 y B3 y baja en grasas y calorías. Asimismo, tiene un alto contenido en minerales como el hierro, el calcio o el potasio, entre otros, y también contiene proteínas y azúcares naturales.

Todo esto, unido a su ausencia de gluten, lo convierte en un ingrediente perfecto para postres que pueden ser consumidos tanto por celíacos como por no celíacos. Así pues, gracias a la harina de algarroba podemos preparar bizcochos, trufas o arroz con leche, entre otros muchos dulces.

La pectina de manzana es otra de las muchas posibilidades que existen para conseguir solidificar algunos platos. Su alto contenido en fibra hace que sea muy buena para el organismo y es utilizada en la cocina para preparar golosinas, mermelada, gelatinas o diferentes tipos de repostería.

Como vemos, los gelificantes son utilizados sobre todo para preparar postres de una manera más natural y sana así que, ahora que ya conoces qué son estos aditivos alimentarios y cómo se utilizan, no esperes más y comienza a incorporarlos a tu despensa. ¡Podrás beneficiarte de todas sus muchas ventajas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *