febrero 28, 2021

Origen del “chanta” argentino

En esta nota de Palabreando vamos a dilucidar el significado y la procedencia de un término que usamos habitualmente en nuestra tierra. “Chanta” será la palabra del día de hoy.

No hace demasiada falta aclarar cuál es su significado, pero de todos modos vamos a hacerlo. Un chanta es una persona en la que no puede confiarse, que tiene poca credibilidad, poca responsabilidad y que incluso dice tener cualidades positivas que realmente no tiene. Debido a la abundancia de personas con estas características, más de uno debe haber conocido al típico chanta.

Su origen podría tener una relación con una palabra italiana, ciantapuffi. Su traducción al español vendría a ser clava-clavos. De esta manera era como se llamaba a quienes realizaban trabajos mal hechos o sin preocupación. Por otro lado, al pasarla del lenguaje escrito al hablado, obtenemos “chantapufi” y de su abreviación nos quedamos finalmente con chanta.Origen del “chanta” argentino

¿Y qué quiere decir que alguien sea un chantapufi? Con este término se designaba a quien era un fanfarrón, un cuentero, el que embrollaba todo y del que siempre se sospechaba que no está diciendo la verdad.

Otra variante del chantapufi es el chantún. Representa la categoría máxima del chanta y cuando se lo decimos a alguien los estamos descalificando completa e irremediablemente.

Debemos aclarar que el término que estamos analizando tiene otras connotaciones. En el juego de bochas tan practicado por nuestros abuelos, cuando un bocha le pegaba a otra se decía “darle chanta”. A su vez, “dar chanta” es una expresión para dejar de lado algo o bien desalentar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *