Repelentes Naturales: Eucalipto, Lavanda y Canela

Aceites naturales como el de lavanda, eucalipto y canela se destacan en estudios por su capacidad para repeler insectos.

Una oleada de mosquitos ha invadido recientemente el Área Metropolitana de Buenos Aires, incrementando la incomodidad de transitar por espacios abiertos y cerrados sin atraer a estos insectos. Expertos explican que este aumento se debe a las lluvias recientes en la región.

“Las precipitaciones recientes han fomentado la eclosión de huevos de mosquito, resultando en esta proliferación”, declaró María Victoria Micieli, investigadora del CONICET y directora del Cepave, en una entrevista con Radio Provincia.

Micieli anticipa que la presencia de mosquitos persistirá por unas dos o tres semanas. Aclaró que se trata de una especie distinta al mosquito transmisor del dengue.

Ante este escenario, muchos buscan alternativas a los repelentes químicos, optando por soluciones naturales como los aceites de eucalipto y lavanda, valorados por su supuesta menor toxicidad y respeto al medio ambiente.

Ramiro Heredia, especialista del Hospital de Clínicas José de San Martín, recuerda que históricamente el humo fue el primer repelente utilizado contra los mosquitos.

Aunque los repelentes certificados son los más recomendados por los expertos en salud, en situaciones sin acceso a estos, los remedios caseros pueden ofrecer un alivio temporal.

“Los repelentes naturales pueden no ser tan eficaces como los comerciales, pero son útiles en momentos de necesidad”, afirma. Heredia sugiere combinar estos métodos con otras estrategias de prevención como mosquiteros y la eliminación de aguas estancadas para una protección más efectiva.

Aceite de eucalipto de limón

El aceite de eucalipto limonero es especialmente destacado por su eficacia. Incluso los CDC de EE. UU. lo reconocen como un repelente efectivo.

Un estudio australiano demostró que una solución con 32% de este aceite proporciona una protección superior al 95% contra mosquitos durante tres horas.

Según el biólogo Julien Kaibeck, este aceite es ideal para actividades al aire libre, ya que puede combinarse con productos de cuidado personal para repeler insectos de manera efectiva.

Además de integrarse a productos cosméticos, se puede crear un repelente doméstico mezclando unas gotas de aceite esencial de eucalipto en 200 ml de agua tibia, para luego rociar esta solución en los accesos habituales de mosquitos.

Hervir 250g de hojas de eucalipto en 1 litro de agua por 45 minutos permite obtener una solución que, una vez caliente, puede ser pulverizada en áreas de la casa para impedir el ingreso de mosquitos.

Advertencias: Según el Dr. Francisco Dadic, experto en toxicología, el eucalipto puede desencadenar broncoespasmos en individuos predispuestos y no se aconseja su uso en niños menores de 3 años ni en concentraciones superiores al 30% en mayores de esa edad.

Canela

La canela, apreciada por su aroma característico, también se considera un repelente natural contra mosquitos. Investigaciones apuntan a su potencial repelente, aunque su efecto es de corta duración.

Un estudio de la Universidad Nacional de Córdoba resaltó la canela como un repelente eficaz, aunque con una protección temporal. Para utilizarla, se puede hervir la canela en agua, dejar enfriar, filtrar y mezclar con un poco de aceite para bebés, aplicándolo en el ambiente con un pulverizador.

Advertencias: El Dr. Heredia indica que, pese a ser natural, la canela podría irritar pieles sensibles si se aplica directamente.

Lavanda

El aceite obtenido de las flores de lavanda machacadas puede repeler mosquitos. «Su uso sobre la piel ofrece una barrera protectora de duración limitada», menciona el Dr. Heredia.

Un estudio sobre la eficacia repelente de varios aceites esenciales, incluido el de lavanda, mostró su efectividad contra mosquitos comunes en experimentos con ratones.

La lavanda, además de su acción repelente, posee propiedades calmantes, antifúngicas y antisépticas, útiles tras picaduras de insectos.

Para aprovechar su efecto, se puede añadir aceite esencial de lavanda a la loción corporal habitual o preparar un repelente casero hirviendo flores de lavanda en agua, enfriando y filtrando la mezcla, y mezclándola con alcohol en un pulverizador para uso doméstico.

Advertencias: La Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. señala que el aceite de lavanda puede causar reacciones alérgicas cutáneas en personas sensibles y es importante precaución en su ingesta por niños.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *